Virtualizacion

Da el salto al mundo virtual con nosotros.

¿Quieres virtualizar tu empresa?

A continuación te presentamos una introducción al mundo de la virtualización y algunas de sus ventajas para la empresa. Aunque son sólo ejemplos, nos sirve para hacernos una idea de cómo los entornos virtuales pueden revolucionar nuestra forma de trabajar.

¿Qué es la virtualizacion?

Hoy en día todo el mundo habla de la virtualización, de la nube… pero ¿de qué se trata?

Cuando pensamos en nuestro trabajo (en la forma tradicional), imaginamos un equipo de sobremesa o un portátil. Instalamos nuestros programas, utilizamos distintas herramientas y aplicaciones, navegamos por Internet, colaboramos con otros miembros de los equipos…

¿Qué sucede si nuestro disco duro principal falla?

Nos toca reinstalar el ordenador. Programas, configuraciones, datos, etc. Supone un tiempo precioso volver a dejar nuestro ordenador tal y como estaba con todas nuestras configuraciones. Incluso teniendo una copia de seguridad.

Virtualizar es separar la parte física (el hardware o piezas) de la parte software. Mejor dicho independizar una de otra.

Así, vamos a pensar en que todos lo que tenemos en el PC lo guardamos en un contenedor (máquina virtual). El sistema operativo, aplicaciones de ofimática, absolutamente todo. Si nos encontramos en la situación anterior donde falla el disco duro, simplemente tendremos que cambiarlo y restaurar el contenedor. Volvemos a tener nuestro equipo tal y como estaba. Se trata de convertir nuestra empresa en una infraestructura basada en software.

¿Y si ésto lo podemos automatizar?

Las posibilidades que se nos presentan son casi infinitas. Vamos a ver que podemos hacer con cada tipo de virtualización en nuestras empresas.

¿Qué podemos virtualizar?

Hoy en día la virtualizacion se puede aplicar a cualquier sistema informático. Se pueden virtualizar servidores, VDI o escritorios virtuales (ordenadores de los usuarios), aplicaciones, redes… cualquier cosa.

Incluso es posible virtualizar aquellos dispositivos muy específicos de los sistemas, como puedan ser: firewalls, routers, sistemas de almacenamiento, etc.

Pensemos que un router es tan solo un software que funciona sobre un hardware específico. Si podemos “paquetizar” ese software y hacerlo independiente del hardware sobre el que está instalado, tendremos nuestro router virtual. Por supuesto como es un paquete de software, este se puede copiar, mover… Podemos crear una copia del dispositivo y almacenar una copia de seguridad del mismo.

Sistemas de virtualizacion. Los hypervisores

Los hypervisores (hipervisores) son básicamente el sistema que nos permite ejecutar los componentes virtuales.

Podemos encontrar este software de virtualización tanto en versiones open source de código abierto como en versiones propietarias. El hypervisor es la base de las tecnologías de virtualización y permite comunicar los recursos físicos de la máquina con las máquinas virtuales.

Dos tipos de hypervisores.

Hypervisor Tipo I

hypervisor tipo 1

Se denominan así aquellos programas que se ejecutan directamente sobre la máquina hardware. Por ejemplo: tenemos un ordenador capaz de virtualizar (en la actualidad casi todos). En lugar de instalar nuestro sistema operativo y sobre él nuestras aplicaciones, instalamos el software del hypervisor. Este es básicamente una capa intermedia que se comunica de forma bidireccional con el hardware y con los recursos virtuales.

Ejemplos de este tipo de hypervisor son VMware ESXi, Citrix…

Se componen de un sistema operativo cerrado que al arrancar, nos ofrece los recursos para que podamos crear las máquinas virtuales. En estas máquinas virtuales es donde realmente instalaremos nuestro sistema operativo, aplicaciones, etc.

Hypervisor Tipo II

hipervisor tipo 2

En este caso no disponemos de una capa intermedia entre el hardware y el entorno virtual. Por el contrario instalaremos nuestro sistema operativo y en él, un software de virtualizacion. Por ejemplo en un PC instalamos un Windows 10 y en él, instalamos Oracle VirtualBox. Si abrimos VirtualBox podemos crear máquinas virtuales.

Por ejemplo podemos tener un Windows 10 como nuestro sistema operativo base y 1 máquina virtual con Ubuntu, 1 máquina virtual con un Windows 7, 1 máquina virtual con…

Ejemplo de este tipo de hipervisores son VMware Workstation o VirtualBox.

Virtualización de servidores

Uno de los principales usos de la virtualizacion es virtualizar servidores.

En prácticamente todas las empresas, existe al menos un servidor. Dado que debe dar servicio a los usuarios de la red, su desempeño, se vuelve crítico. Un fallo en estos sistemas puede suponer paradas en la producción, pérdida de datos o incluso un grave daño a la economía de la empresa.

Si virtualizamos los servidores de la empresa, obtenemos grandes ventajas:

  • Independencia del hardware: en caso de fallo, podemos montarlo sobre otro sistema en un plazo muy breve.
  • Alta disponibilidad: con el software de virtualizacion adecuado, podemos crear sistemas de alta disponibilidad y tolerancia a fallos. Si el sistema sobre el que se ejecuta tiene un error, el equipo puede levantarse automáticamente sobre otro dispositivo que esté activo.
  • Copias de seguridad: realizamos copias de seguridad de la máquina completa. Desde el sistema operativo hasta la última configuración. Cada copia es un clon de la máquina original.
  • Crecimiento bajo demanda: dado que podemos ajustar la asignación de recursos hardware a nuestra máquina virtual, si nos quedamos cortos en algún momento podemos ampliarlo sin problema. Así si el servidor tenía asignado originalmente 8GB de RAM e instalamos una base de datos con unos requisitos muy elevados, nos basta con agregar más recursos al equipo y asignárselos a la máquina virtual.
  • Uso bajo demanda: si necesitamos crear una nueva máquina virtual podemos crearla en minutos. Si en el futuro ya no es necesaria la eliminamos y liberamos los recursos utilizados.
  • Nuevas herramientas: en el mercado existen infinidad de máquinas virtuales preconfiguradas, listas para utilizar. Muchos fabricantes ofrecen la posibilidad de usar sus aplicaciones llave en mano. Ya no es necesario instalar el sistema operativo, instalar la aplicación (un nuevo CRM por ejemplo) y configurarla. El fabricante de software ofrece todo esto en una máquina virtual ya configurada y lista para funcionar desde el primer momento. Bastará descargarla e integrarla en nuestro sistema de virtualizacion.
virtualizacion de escritorios vdi

Virtualizacion de escritorios o VDI

La virtualización de escritorios o por sus siglas en inglés VDI, supone una auténtica revolución en el uso de los sistemas informáticos.

Los equipos de los usuarios se componen básicamente de su sistema operativo + las aplicaciones empresariales + sus datos + sus configuraciones personalizadas.

Hemos visto antes que podemos meter en un contenedor todo estoy crear nuestra máquina virtual. Ahora vamos a ver como podemos usar ésto en nuestra empresa.

Tomamos una serie de servidores físicos que van a dar soporte a las máquinas virtuales de los usuarios. Sacamos una “imagen” maestra de la máquina virtual (abreviado como MV o VM en inglés) de los usuarios. Para poner un ejemplo vamos a suponer que los usuarios utilizan Windows 10 como sistema operativo base de sus equipos virtuales.

Así, la instalación por defecto de Windows 10 sería la imagen maestra. Si los usuarios se conectasen a esta VM únicamente podrían acceder a lo que Microsoft incluya por defecto. Necesitan sus aplicaciones, datos y configuraciones personalizadas.

Bien. Cogemos un software específico para estas tareas, denominado “broker”. El usuario en su puesto de trabajo, utiliza únicamente un pequeño ordenador que al encenderlo se conecta directamente al broker y le pregunta por su máquina virtual.

El broker busca los datos del usuario, “los pega” a la imagen maestra y le presenta  su máquina virtual lista para usar. El usuario por su parte lo que ve es que introduce su usuario y contraseña y accede a sus datos, etc del mismo modo que si fuese un equipo físico. Cuando acaba de trabajar apaga la máquina virtual y el broker almacena los datos específicos de ese usuario y libera los recursos.

Ventajas de los VDI

  • Sistemas siempre disponibles: tenemos copia de seguridad de las máquinas y datos de los usuarios. Si sucede cualquier imprevisto podemos levantar estas máquinas en otro hardware. También volver hacia atrás en el tiempo, copiar y pegar máquinas completas, etc. Si un servidor físico se cae, migramos las máquinas a otro equipo y sustituimos el averiado. Todo esto se puede hacer sin que el usuario perciba la transición de un sistema a otro.
  • Accesibles: podemos conectar a nuestro escritorio desde cualquier ubicación. Desde dentro de la oficina, desde casa o desde un hotel. Siempre accederemos a nuestro equipo y podremos seguir trabajando con independencia de donde nos encontremos.
  • Funcionalidad: no existe la limitación de 1 ó 2 equipos por usuario como es habitual. Un mismo usuario puede disponer de múltiples equipos y utilizarlo en base a sus necesidades. Únicamente tiene que cambiar de una máquina virtual a otra. Puede utilizar tantas como necesite para su trabajo. Por ejemplo, podemos montar un laboratorio de 10 máquinas para proba un nuevo software empresarial. Si funciona como se espera, se pasa a producción. De lo contrario, basta con eliminar las máquinas o devolverlas a su estado inicial, etc.
  • Recursos bajo demanda: en las compañías es habitual que haya equipos que están sobredimensionados en sus prestaciones hardware, mientras que otros se quedan cortos. Por ejemplo: al adquirir un equipo con 16GB de RAM para tareas muy simples, mientras que otro usuario tiene un equipo obsoleto para una tarea vital de la empresa, pero que no se puede migrar porque es complicado volver a implementar la herramienta. Con la virtualizacion, podemos asignar los recursos a las máquinas virtuales de los usuarios de forma dinámica. Si un usuario precisa de mejores prestaciones, basta con asignarle más recursos. También se pueden reducir en aquellos casos en los que se esté infrautilizando el equipo.

Estas son sólo algunas de las ventajas que ofrece la virtualizacion al mundo de los escritorios de los usuarios.

La virtualización permite contar con un solo equipo virtual por usuario o tener múltiples sistemas operativos fácilmente.

Hay todo tipo de mejoras que se pueden aplicar, pero nos sirve para hacernos una idea de lo que podemos conseguir.

¿Qué es la nube?

Es imposible que a día de hoy, no hayamos escuchado en alguna ocasión el término “la nube”. La nube se refiere precisamente al mundo de la virtualizacion. Si todos nuestros sistemas e infraestructuras los centralizamos en un Centro de Datos (CPD) a ese centro de datos es lo que se conoce como la nube.

Si virtualizamos los servidores de nuestra empresa y utilizamos varios equipos hardware, éstos serán nuestra pequeña nube.

Ahora bien, del mismo modo que podemos almacenar nuestros datos en unas máquinas físicas, ubicadas en nuestras oficinas, también podemos hacerlo en unas máquinas ubicadas en un CPD externo y que esté conectado a nuestra oficina.

Así podemos distinguir entre:

  • Nube privada: el CPD lo tenemos nosotros. Así controlamos todo lo que pasa en él y somos los encargados de mantenerlo.
  • Sistema de nube pública: alquilamos en pago por uso ese CPD a un proveedor externo.

Si virtualizamos un servidor, podemos ejecutar esa máquina virtual en un servidor de nuestra oficina (nube privada) o pedirle a Microsoft (por ejemplo) que lo guarde en sus instalaciones y nos cobre por el uso que hacemos de ella.

Cada sistema presenta sus ventajas e inconvenientes como es normal. En la mayoría de las empresas se establece lo que se conoce como nube híbrida. Es la combinación de los dos sistemas: utilizamos nuestro propio CPD para algunas tareas y el de un proveedor externo para otras.

Artículos sobre virtualización.

Virtualizacion
5 (100%) 1 vote

Shares
Share This