Estamos asistiendo a una revolución digital sin precedentes. Vivimos en un mundo cada vez más interconectado. Ha cambiado nuestra forma de vivir, de relacionarnos y también nuestra forma de trabajar. Y la tecnología se convierte en la pieza angular de este cambio, acercándonos hoy, la oficina del futuro.

Los espacios de trabajo han eliminado fronteras. Los grandes edificios y los cables han dado paso a la conectividad inalámbrica, los empleados ya no están sujetos a rígidas jornadas de trabajo de 8 horas sentados frente a su escritorio. Ahora pueden realizar su trabajo desde cualquier lugar teniendo acceso a la información. La conectividad ilimitada causará un gran cambio en pequeñas y grandes empresas. Será un cambio total en la forma de trabajar y hacer negocios.

Todos alguna vez hemos pensado cómo serían nuestras casas dentro de 20 0 30 años, pero… ¿y la oficina del futuro? ¿Alguna vez te lo has planteado?

La oficina del futuro

 

Oficina sin cables. Adiós a los montones de cables que conectan miles de aparatos. El futuro es trabajar sin cables, sin nada que nos ate a un espacio físico concreto. En el mercado tenemos disponibles discos externos, impresoras y sonido con conectividad inalámbrica. El año pasado Intel dio a conocer su solución WiGig, que sirve para enlazar los equipos y nuestros periféricos a un cubo que sirve para conectarlos de forma inalámbrica.

La oficina del futuro: oficina sin cables

La oficina del futuro: oficina sin cables

Oficinas móviles. El trabajo importante es lo que haces y no dónde lo haces. La movilidad es la clave para una empresa más productiva y eficiente. Para ello sólo necesitarás un portátil, una tablet y tu teléfono móvil, así de sencillo. Hoy estás sentado en la oficina, mañana preparando una presentación de producto en un AVE, después ya de vuelta en el hotel contestas a unos correos electrónicos. Ésta es la realidad de muchos empleados hoy en día, y ésta tendencia irá en aumento.

 

La oficina del futuro: trabaja desde cualquier lugar

La oficina del futuro: trabaja desde cualquier lugar

Espacios de co-working y Hubs.  Lugares en los que se trabaja compartiendo recursos con otras empresas o freelance, sin disponer de un puesto fijo. El valor añadido reside en la posibilidad de trabajar junto a profesionales que complementan la oferta de servicios de cada uno de los miembros de la red. En aquellas oficinas más convencionales, se están eliminando los muros para dejar paso a los espacios amplios que fomenten el trabajo colaborativo, incluso vemos cómo los jefes ya no están aislados físicamente del resto.

La oficina del futuro: techHub

La oficina del futuro: techHub

En la era del BYOD y el IoT, será imprescindible contar con sistemas de MDM (Gestión de Dispositivos Móviles), DLP (Prevención de Pérdida de Datos) y el cifrado para garantizar la seguridad de los datos móviles y el cumplimiento normativo en las empresas.

La oficina del futuro: DLP

La oficina del futuro: DLP

Algunas profesiones desaparecerán, otras tendrán un futuro prometedor como consecuencia de la transformación digital de las empresas.  En un lado de la balanza están los trabajadores de líneas de montaje, agentes de viajes, administrativos, teleoperadores, carteros; en el otro lado están aquellos ligados al mundo digital: programadores, growth hackers y especialistas en BigData.

La oficina del futuro: bigdata

La oficina del futuro: bigdata

 

¿Te atreves a soñar con la oficina del futuro? ¿Cómo crees que trabajaremos dentro de 10 años? Sólo el tiempo lo dirá…

La oficina del futuro, nuevas formas de trabajar…
5 (100%) 1 vote