Sophos ha publicado el Informe de Amenazas de SophosLabs 2019 que explora la evolución de las ciberamenazas de los últimos 12 meses y proporciona un análisis de los ataques clave contra los que las empresas deben protegerse para asegurar su negocio.

 

El Ransomware es el gran protagonista

 

Hay tres tendencias en ciberseguridad emergentes y en evolución que afectan a las empresas en 2019

Los ciberdelincuentes están recurriendo a ataques de ransomware dirigidos, que son premeditados, inspirando ataques de imitación. En 2018, los ciberdelincuentes acumularon millones de dólares con ataques de ransomware dirigidos. Estos ataques premeditados e interactivos son diferentes a los que utilizan el machine learning, los ataques de bots que se distribuyen automáticamente a través de correos electrónicos masivos y son más dañinos. Los expertos de Sophos creen que el éxito (pago económico) de los ransomware tipo SamSam, BitPaymer y Dharma inspira ataques similares por imitación, por lo que en 2019 es previsible que sigan produciéndose.

Los ciberdelincuentes están usando nuestras propias herramientas contra nosotros. Los atacantes ahora emplean técnicas avanzadas de amenaza persistente -en inglés, Advancef Persistent Threat (APT)- para usar herramientas de TI disponibles para avanzar a través de un sistema y alcanzar su objetivo- ya sea robar información confidencial del servidor o propagar el ransomware.

Los cibercriminales están utilizando herramientas de administración de TI de Windows, incluidos archivos Powershell y ejecutables de Windows Scripting, para desplegar ataques de malware.

Los cibercriminales usan el mecanismo de la reacción en cadena. Se encadena una secuencia con varios tipos de scripts para ejecutar un ataque, provocando una reacción en cadena antes de que los administradores de TI detecten que una amenaza está operando en la red. Una vez entran es difícil detener su ejecución.

Adoptan nuevos exploits de Office para atraer a las víctimas. Las vulnerabilidades de Office llevan años utilizándose como vectores de ataque, pero ahora los cibercriminales utilizan nuevas formas de explotarlas.

EternalBlue es una herramienta clave para los ataques de cryptojacking. Aunque Microsoft lanzó rápidamente un parche para lidiar con su vulnerabilidad de Eternal Blue, sigue siendo la vulnerabilidad más explotada. Según Sophos, se seguirán produciendo más ataques debido a la combinación fatal de Eternal Blue con el software Cryptomining.

El malware para dispositivos móviles e IoT continuará creciendo.  Con el aumento en la cantidad de dispositivos que se ejecutan en IoT, es probable que los atacantes amplíen sus miras y extiendan sus ataques más allá de los PC tradicionales. Sophos prevé mayores intentos de piratería a dispositivos móviles, tabletas y otros dispositivos inteligentes que probablemente serán explotados como nodos.

Desde aquí podéis descargar el informe completo 

Informe de amenazas de Sophos 2019
5 (100%) 1 vote

Shares
Shares
Share This