En otros post hemos hablado de la inversión inicial que es conveniente realizar en tecnología cuando abrimos un negocio. Hay empresas, que por los motivos que sea no les interesa comprar equipos nuevos, entonces la opción de adquirirlos de segundamano es muy recomendable ¿alguna vez te lo has planteado?

 

Equipos de Segunda Mano

Estos equipos, aunque a veces despiertan cierto recelo en futuros compradores, son una excelente opción. Provienen fundamentalmente de contratos de renting finalizados. Hay empresas que adquieren este tipo de material directamente a las empresas financieras una vez finalizan los renting. Todos son rigurosamente revisados por personal técnico antes de ponerlos a la venta, descartando las unidades defectuosas o que no superan todos los tests.

Este tipo de equipos pueden alcanzar un valor de mercado muy valioso: suelen ser de primeras marcas (HP, Dell , IBM, Lenovo, Toshiba, etc), han tenido un buen mantenimiento, soporte directo del fabricante durante aprox. 3 años, y han sido utilizados en condiciones óptimas.

Estos equipos (a no ser que se especifique otra cosa) tienen 1 año de garantía según  La ley 23/2003 de Garantías en la venta de Bienes de Consumo

La principal ventaja para el usuario está clara:

Disfrutar de componentes de gama profesional (tarjetas gráficas, de sonido, gran cantidad de memoria RAM, discos duros de mayor tamaño, etc.) a un precio muy, muy competitivo.  Puede adquirir un equipo de prestaciones muy elevadas por un precio mucho más bajo del habitual. Es como tener una estación de trabajo o “workstation” a precio de sobremesa.

Productos outlet

Los equipos de outlet, a diferencia de los de segundamano, son equipos completamente nuevos que directamente compramos al fabricante o a través de distribuidores autorizados, y cuyo precio suele ser más económico.

Estos productos no se han vendido por canales tradicionales por varios motivos (suelen provenir de restos de stock, devoluciones comerciales, embalajes deteriorados por el transporte, productos manipulados o desprecintados, etc).  Al no poder ofrecerlos a precio “normal”, son devueltos al fabricante, que comprueba que funcionan correctamente, y se embalan de nuevo para ser vendidos a un precio inferior.

Equipos de Segunda Mano ¿Una buena opción para la empresa?

Los equipos de segundamano son una opción interesante si tenemos una empresa y queremos renovar nuestro equipamiento de forma económica. (No los recomendamos en el caso de servidores, al tratarse de una infraestructura crítica).

En la mayoría de las empresas podemos extender la vida útil de estos equipos durante 2 o 3 años más sin problemas. En muchas ocasiones, al usuario no puede compensarle pagar el coste que supone un modelo muy sofisticado, con lo último de lo último en hardware.

¿Y tú que opinas? ¿piensas en comprar equipos de segundamano para tu negocio? Cuéntanos tu experiencia.

Equipos de segunda mano ¿una buena opción para la empresa?
5 (100%) 1 vote

Shares
Shares
Share This